3 meriendas perfectas para llevar a la escuela

3 meriendas perfectas para llevar a la escuela

Para que su hijo tenga un buen día en la escuela, debe contribuir su desayuno con meriendas nutritivas y sabrosas, ya sea a media mañana o en la tarde. Acuérdese que los padres deben dar el ejemplo y acostumbrar a sus hijos en casa a los alimentos que quiere que lleve para la escuela.

Fruta + Oleaginosas

Aunque pueda parecer raro, sólo lo sería si no tiene aún esa costumbre. Si su hijo come bien la fruta entera, mándele una pieza de fruta en una cajita con nueces, almendras, avellanas o semillas. Si no le gusta mucho comer la fruta entera o si prefiere enviársela ya cortada, hágalo así mismo. En una cajita bonita o simplemente práctica, corte la fruta en pedazos y agréguele las oleaginosas. Tenga el cuidado de colocar siempre una fruta más ácida o un poco de zumo de limón o de naranja por encima de la fruta para que ésta no se oxide. Si escoge las fresas, moras, melón, piña o durazno no necesita preocuparse porque no se oxidan con facilidad.

Cucharillas de plástico coloridas y cajitas transparentes pueden ser una buena opción. También puede optar por cajitas reutilizables, elija según el color preferido de su hijo. Para variar puede optar por llevar un yogurt y colocar las oleaginosas dentro del mismo.

Pan oscuro + Bebida de arroz/avena/leche/yogurt

El pan que elije para su hijo no debe ser pan empacado. Haga el ejercicio de leer los ingredientes y quedará sorprendido con lo que encontrará. Compre pan por la mañana, el día anterior, haga pan en casa o elija pan de mezcla de cereales.

Pan oscuro + Pieza de fruta

El pan oscuro, las frutas, bebidas vegetales, yogures, permitirán que la merienda de su hijo sea más nutritiva, natural y diferente todos los días.